1942: Bambi

0
Bambiamazon Disney+

David Hand, James Algar, Samuel Armstrong, Graham Heid, Bill Roberts, Paul Satterfield y Norman Wright.
BAMBI.
10/10 – EL OLIMPO

Categoría: Película.
Producción: Walt Disney.
Guion: Perce Pearce, Larry Morey, Vernon Stallings, Melvin Shaw, Carl Fallberg, Chuck Couch y Ralph Wright.
Año: 1942.
País: Estados Unidos.
Género: Fantasía, Drama.
Técnica: 2D.
Estudio: Walt Disney Studios.
Idioma: Inglés.
Característica: Animales, Emotivo, Melancólico, Naturaleza, Príncipes.
Duración: 1h 10min.
Clasificación por edades: NR-7.
Streaming: Disney+.

Quinto largometraje animado de Walt Disney Studios, tras Blancanieves y los siete enanitos (1937), Pinocho (1940), Fantasia (1940) y Dumbo (1941). Como en su inmediato predecesor, el estudio procuró de nuevo mantener el presupuesto lo más bajo posible, aunque supusiese ser menos ambicioso y reducir la duración. Al fin y al cabo, debido a la Segunda Guerra Mundial, no era posible comercializar los films en multitud de mercados, de modo que los costosos Pinocho y, sobre todo, Fantasia, habían generado pérdidas.

Como en Dumbo, el equipo de directores, guionistas y animadores lograron convertir la falta de presupuesto en uno de los atractivos de la película, pues su sencillez resulta encantadora. De hecho, el que nos ocupa tiene muchos elementos en común con el protagonizado por el elefante de grandes orejas. Los animales hablan y son los personajes centrales, el tono es melodramático a pesar de los toques de humor y los humanos tienen un rol mínimo. Aquí, los malos de la función, los cazadores, ni siquiera aparecen en plano.

La diferencia respecto a Dumbo es que Walt Disney asignó este proyecto a más experimentados empleados de la casa y que el tiempo de producción fue casi el doble, aspecto especialmente importante en la animación. Ese periodo extra permitió un mayor detallismo de los fondos, un desarrollo más cuidado del diseño de personajes y, aún más esencial, un estudio más detenido de sus movimientos. Fiel a la costumbre en el estudio, se impartieron clases sobre dibujo de animales y las instalaciones de Burbank se convirtieron en un pequeño zoo, para que los animadores pudieran dotar a los personajes del realismo necesario. Ambos aspectos se notan en el resultado y son de lo más llamativo de Bambi.

La película es recordada entre quienes la han visto siendo pequeños por la impresión que producen algunas de sus más dramáticas escenas y múltiples generaciones de niños han llorado la muerte de la madre del ciervo. Es, en ese sentido, uno de los films más tristes y de tono más melancólico de Disney. También fue un acierto, por seguir con cuestiones narrativas, que no veamos nunca a los cazadores, porque eso convierte el sonido de sus disparos en aún más inquietante. Eso y que no haya un villano al uso, pues las dos grandes amenazas a las que se enfrentan los animales son los disparos y un incendio.

En una obra repleta de escenas memorables -la presentación del protagonista tras su nacimiento, la lección de patinaje, la seducción de las hembras adultas…-, tres son particularmente destacadas. La primera es la de la llorada muerte, pues solo con el empleo de sonido y la carrera de los animales ya transmite un intenso dramatismo. La segunda es la lucha entre Bambi y otro ciervo, con un brillante uso de colores. La tercera, por supuesto, es la del incendio, en la que el realismo de las llamas logra una sensación similar a la de las olas en Pinocho. Es curioso como una escena puede al mismo tiempo ser bellísima y provocar desasosiego.

Bambi fue también, por otra parte, el último largometraje enteramente animado de Disney hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Es más, no volvió a tener listo otro hasta 1950, cuando se estrenó La cenicienta.

Reseña Panorama
Puntuación
10
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here