1986: El castillo en el cielo (Tenkû no shiro Rapyuta)

0
El castillo en el cielo (Tenkû no shiro Rapyuta)amazonNetflix

Hayao Miyazaki.
EL CASTILLO EN EL CIELO (TENKÛ NO SHIRO RAPYUTA).
9/10

Categoría: Película.
Guion: Hayao Miyazaki.
Año: 1986.
País: Japón.
Género: Aventura, Drama, Fantasía.
Técnica: 2D, Anime.
Estudio: Studio Ghibli, Tokuma Shoten, Oh Production (interpolación de movimiento).
Idioma: Japonés.
Categoría: Imaginativo, Futurista, Ecologismo, Héroes, Heroínas, Piratas, Robots.
Duración: 2h 5min.
Clasificación por edades: Todas las edades.
Streaming: Netflix.

El castillo en el cielo es el primer film de Studio Ghibli, así que, además de por ser una maravilla, solo por ser el debut de tan importante estudio ya tiene asegurado su lugar en la historia de la animación. No es, en cambio, el primer largometraje de Hayao Miyazaki, pues por entonces, además de varias series, había dirigido los también recomendables El castillo de Cagliostro (Rupan sansei: Kariosutoro no shiro, 1979) y Nausicaä del Valle del Viento (Kaze no tani no Naushika, 1984).

Más que en ninguna otra de sus primeras obras, es aquí donde mejor se aprecia la personalidad de Miyazaki. No tanto desde un punto de vista estético, pues ese apartado ya estaba muy refinado en sus trabajos pre-Studio Ghibli, sino por su forma de animar y, sobre todo, por su doble faceta de guionista y director. El japonés es, además de un maestro de la animación, un excelente narrador de historias, talento que ya es evidente aquí.

Por otra parte, ya están presentes su preocupación por la ecología, la defensa de la naturaleza y sus imaginativas criaturas -esos memorables robots, incluso esos pequeños animalitos que se adelantaron a los Pokemons-. Y por supuesto, no faltan ni protagonistas encantadores, carismáticos y heroicos ni unos antagonistas que oscilan entre los malos sin matices y los malos más complejos que poseen un lado bueno -como la vida misma-. Es más, incluso vemos a una niña que parece un boceto de la que, más de dos décadas después, se convertiría en la adorable protagonista de Ponyo en el acantilado (2008).

En definitiva, quien haya descubierto a Hayao Miyazaki por sus más logradas y populares obras encontrará también aquí dos horas de entretenimiento y de continuo deleite: visualmente, la película es de gran riqueza y expresividad. Al fin y al cabo, solo dos años después el japonés entregó su primera obra maestra, Mi vecino Totoro.

Reseña Panorama
Puntuación
9
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here