2008: Bolt

0
Boltamazon Disney+

Byron Howard y Chris Williams.
BOLT.
6,5/10

Categoría: Película.
Guion: Dan Fogelman y Chris Williams.
Año: 2008.
País: Estados Unidos.
Género: Fantasía, Aventura, Comedia.
Técnica: 3D.
Estudio: Walt Disney Studios.
Idioma: Inglés.
Característica: Animales, Viaje.
Duración: 1h 36min.
Clasificación por edades: Todas las edades.
Streaming: Disney+.

Bolt es la tercera película de Disney enteramente realizada en animación 3D, tras la decepcionante Chicken Little (2005) y la pasable Descubriendo a los Robinsons (2007). Es, sin embargo, la primera que John Lasseter, director creativo del estudio desde el 2006, pudo supervisar casi desde el inicio. Fueron de hecho los cambios que sugirió los que provocaron que Chris Sanders -uno de los dos directores de la exitosa Lilo y Stitch (2002)- abandonase el proyecto. Al menos luego le fue muy bien en DreamWorks Animation.

El caso es que en los estupendos primeros quince minutos uno casi tiene la sensación de estar viendo un film de Pixar. Y es lógico: participa Dan Fogelman, coguionista de Cars (2006) y Cars 2 (2011) que se reunía así con Lasseter. Hay dos escenas excelentes casi seguidas. Primero, un ejemplo del programa de televisión que protagoniza el perro Bolt, con una trepidante acción digna del más espectacular Hollywod. La segunda, aún más ingeniosa, es la que revela cómo el equipo de producción hace creer al can que posee superpoderes -la atractiva premisa de la película es que el animal está convencido de que es un súper perro y no tiene idea de que está en un rodaje-.

La primera recuerda al inicio de Los increíbles (2004), la segunda a la del simulador de Monstruos, S.A. (2001). Así que no sé si esa fue una parte en la que John Lasseter metió mano -perdonad el chiste fácil-, pero parecerse a Pixar era un gran éxito para la vertiente en 3D de Disney, que hasta entonces no resultaba muy convincente. Lástima que, como también le ocurre a más de una película de Pixar, el resto ya no sea tan interesante, con la diferencia de que la sensación de ya visto es aquí mucho mayor que en cualquier producción del estudio responsable de la saga Toy Story.

La hora y cuarto restante desarrolla la clásica estructura de vuelta a casa de un modo un tanto previsible, los personajes son de manual en el canon Disney y apenas si hay más escenas memorables o gags particularmente divertidos. También exige una notable suspensión de la incredulidad. Eso sí, hay que reconocer que el perro es adorable, su progresivo descubrimiento de sus capacidades reales está bien planteado y que el clímax es un acierto.

En fin, es la mejor película del estudio desde Lilo y Stitch y preparó el terreno para el ‘resurgimiento de Disney’, cuyo comienzo se sitúa habitualmente en el siguiente proyecto, Tiana y el sapo (2009).

Reseña Panorama
Puntuación
7
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here