2014: Big Hero 6

0
Big Hero 6amazon Disney+

Don Hall y Chris Williams.
BIG HERO 6.
7,5/10

Categoría: Película.
Guion: Jordan Roberts, Robert L. Baird y Daniel Gerson.
Año: 2014.
País: Estados Unidos.
Género: Ciencia Ficción, Aventura, Comedia.
Técnica: 3D.
Estudio: Walt Disney Studios.
Idioma: Inglés.
Característica: Superhéroes, Robots, Científicos, Adolescencia.
Duración: 1h 42min.
Clasificación por edades: Todas las edades.
Streaming: Disney+.

Junto a películas algo más convencionales, como Tiana y el sapo (2009), Enredados (2010) y Frozen: El reino del hielo (2013), el periodo de resurgimiento de Disney también deparó obras algo más inusuales, como ¡Rompe, Ralph! (2012) o la que protagoniza esta reseña. El matiz de ‘algo’ es porque ni aquellas eran tan familiares ni estas son un prodigio de originalidad. Big Hero 6 es el primer film de Walt Disney Animation Studios en adaptar un cómic de Marvel y la primera vez que realizó una película de superhéroes, pero la estructura de la historia y buena parte de los personajes siguen al pie de la letra la fórmula del estudio.

No hay príncipes ni princesas y la cosa no va de encontrar el amor, pero el adolescente protagonista es huérfano -cómo no- y en los primeros quince minutos se le muere su hermano. Sí, parece una auto-parodia de Disney. Por otra parte, aunque en los dos primeros actos el guion introduce interesantes cuestiones de ciencia ficción, concluye con un moralizante desenlace acerca del perdón, la importancia de la amistad y la superación del duelo. Enfoque que tendría un pase de no ser porque está desarrollado de un modo simplón y obvio.

De todos modos, ese es un mal menor en medio de un guion con elementos incongruentes y más de una trampa, como por ejemplo esa escena en la que los protagonistas, ¡oh, casualidad!, ven un vídeo que explica parte de la trama. Por si ese no fuera ya un recurso de guionista perezoso, ocurre que el vídeo es una imagen de archivo pero enlaza varios planos grabados simultáneamente con varias cámaras: ¿quién lo montó? Y para colmo ese mismo recurso ridículo es repetido poco después con un vídeo proyectado en el vientre de Baymax que, por supuesto, también está debidamente montado: se ve que el robot, además de para curar, está asimismo programado para manejar programas de edición de vídeo.

A pesar de esas cuestiones que posiblemente no le importen nada a la mayoría de espectadores, Big Hero 6 es entretenida y acierta en numerosos aspectos. Para empezar, en el diseño del robot protagonista, que es encantador y, en su versión original, está muy bien interpretado por Scott Adsit. Aunque el humor es un tanto infantil, logra que tenga gracia y que no resulte repetitivo. Finalmente, por primera vez desde que empezó a producir animación 3D, su aspecto es tan deslumbrante como el Pixar contemporáneo. La estética del San Francisco imaginario, mitad occidental, mitad japonés, es atractiva.

Lástima que en el apartado de guion siguiese siendo bastante menos estimulante que su estudio hermano, por mucho que John Lasseter liderase ambos: como película animada de superhéroes, se queda lejos de Los increíbles (2004) y Los increíbles 2 (2018) y, por supuesto, de la realizada por Sony Pictures Animation, Spider-Man: un nuevo universo (2018).

Nota: el éxito del film propició que se convirtiese en el punto de partida de una franquicia que continuó con Big Hero 6: La serie (2017).

Reseña Panorama
Puntuación
8
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here