2020: Zibila y el poder de las rayas

0
Zibila y el poder de las rayasfilmin

Isabelle Favez, Benoît Chieux, Marc Riba, Anna Solanas y Marina Svojíková.
ZIBILA Y EL PODER DE LAS RAYAS.
8/10

Categoría: Película, Recopilatorio.
Año: 2020.
País: Francia, España, Bélgica.
Género: Comedia, Aventura.
Técnica: 2D, Stop Motion, Cutout.
Estudio: Nadasdy Film, Les Films du Nord, Sacrebleu Productions, I G Stop Motion.
Idioma: Español, Catalán (Versiones dobladas).
Característica: Animales, Artesanal, Clásico.
Duración: 55 min.
Clasificación por edades: Todas las edades.
Streaming: Filmin.

Rita&Luca Films, la estupenda distribuidora especializada en cine para los más pequeños, estrenó el 7 de febrero este recopilatorio que incluye cuatro cortometrajes. Como de costumbre, están todos pensados para aquellos niños que tienen la suerte de descubrir el cine o cuyos padres acaban de empezar a llevarlos regularmente a los cines.

Con una duración de solo 55 minutos, es idóneo justamente para niños inquietos que todavía no estén acostumbrados a la duración estándar de un largometraje animado. Además, cualquiera de las cuatro obras es visualmente atractiva, así que lo lógico es que se mantengan entretenidos hasta el final.

El primero de los cortos, el que da título al film, es el menos interesante. Su estética es muy sencilla, sin mayores alardes. La historia, aunque transmite un positivo mensaje de aceptación del diferente y de valentía frente a la adversidad, no es tampoco particularmente imaginativa. No obstante, tiene su encanto y es una obra simpática.

En cambio, el resto del programa es bastante más estimulante y es el que más posibilidades tiene de atraer también a adultos. El fondant de chocolate, dirigido por Benoît Chieux, es lo mejor de la función. Una historia disparatada, divertida y original contada con una acertada estética que, si no me equivoco, combina fondos en 2D con personajes de stop motion. En cualquier caso, es una delicia de animación táctil que me ha recordado a Hora de aventuras (el capítulo en el que unos osos están de fiesta dentro de un ser gigante).

No tengo miedo del cocodrilo (I’m not scared of the crocodile), de los talentosos Marc Riba y Anna Solanas, es otro de sus recomendables cortos de stop motion, solo que de los que puntualmente crean para niños. Es el más breve, pero en solo cuatro minutos plantea una lograda meta-historia en la que un cocodrilo se rebela contra el narrador.

Finalmente, En las alturas (Tout là-haut), dirigido por Marina Svojíková, desarrolla una historia similar, incluso en tono, a la de Zibila, solo que con una estética más atractiva al optar por el cutout.

En conjunto, es una muy bienvenida propuesta ideal para quienes quieran ir creando la sensibilidad cinematográfica de los niños más allá de Hollywood y del dominio del 3D.

Reseña Panorama
Puntuación
8
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here