BOB ESPONJA (SPONGEBOB SQUAREPANTS).
8/10

Bob Esponja es una de las series animadas más populares y de las que forman parte de la tradición de propuestas aptas para la infancia que también son disfrutadas por adultos. Para lograrlo, ni siquiera necesitó recurrir a dobles sentidos ni a referencias escondidas: le bastó con un personal e ingenioso sentido del humor y con desarrollar unas situaciones, entre absurdas y surrealistas, que son apreciadas por espectadores de todas las edades.

Como suele ocurrir con las series de televisión exitosas, la alta demanda de episodios anuales -hasta 40 han llegado a emitirse en un mismo año- provoca que la animación no pueda ser particularmente detallada ni sofisticada. Sin embargo, teniendo en cuenta esas limitaciones, el resultado conseguido es admirable. Quizá porque la sencillez es uno de sus rasgos de identidad, de modo que no precisa de fondos complejos ni cuenta con una gran nómina de secundarios. Ni siquiera hace falta el apoyo de otros personajes en la mayor parte de capítulos: Stephen Hillenburg creó a dos de los protagonistas más queridos del medio: la esponja que vive en una piña debajo del mar y su fiel amigo Patricio.

Por otra parte, esa animación generalmente sencilla no impide que, puntualmente, proponga brevísimos fragmentos que cambian por completo la estética y nos muestran a uno de los personajes con todo detalle, casi de un modo hiperrealista. Con el tiempo ha acabado convirtiéndose en una de las características de la serie.

Bob Esponja es un fenómeno transformado en franquicia millonaria, un entretenimiento capaz de reunir frente a la pantalla a varias generaciones y la quinta serie animada más longeva de Estados Unidos, tras Los Simpson (1989), Arthur (1996), South Park (1997) y Padre de familia (1999). Además, hasta la llegada de Bob’s Burger (2011), fue el más popular programa sobre un cocinero de hamburguesas.

Artículos relacionados

PELÍCULAS

SERIES RELACIONADAS