WALLACE & GROMIT’S CRACKING CONTRAPTIONS.
8,5/10

Wallace & Gromit’s Cracking Contraptions es la primera serie protagonizada por los personajes creados por Nick Park, que aquí participa únicamente en calidad de coguionista, así que cedió sus criaturas a otros directores. Cuando se emitió en televisión, la saga ya contaba con tres populares cortometrajes y preparaba su salto al cine gracias al acuerdo de Aardman con DreamWorks Animation.

Adrián Encinas Salamanca, autor del blog Puppets & Clay y del libro ¡Bien hecho, Gromit! (Diábolo Ediciones, 2016), explica en esta última publicación el porqué de la serie: “El largometraje Wallace & Gromit: La maldición de las verduras se estrenaría finalmente en 2005, pero para mantener viva la llama de los personajes y generar una mayor atracción de espectadores a los cines, en Aardman idearon la estratagema de una microserie de diez capítulos de entre uno y tres minutos de duración en los que se daba rienda suelta a los locos cachivaches de Wallace (…). Este primer acercamiento de W&G a la pantalla panorámica, que nunca llegó a doblarse en España, serviría además para que los animadores Merlin Crossingham, Andy Symanowksi e Ian Whilock pasaran al rol de director de animación y adquirieran la personalidad de los personajes de modo que pudieran plasmarla de manera óptima en la mayor aventura que han vivido estos simpáticos trozos de plastilina”.

Uno de los atractivos de los cortos de Wallace y Gromit es la faceta de inventores del dúo, la construcción de artefactos que fueron ganando en complejidad con sucesivas obras, y esa es la característica que explora la serie. Cada episodio muestra una invención de Wallace, habitualmente con desastroso desenlace que padece un sufridor Gromit. Y cuando el experimento no es un fallo calamitoso, normalmente es porque se trata de un invento poco útil.

Las creaciones son muy ingeniosas y los capítulos divertidos, por mucho que sea una obra menor en la filmografía de la saga: tampoco pretende ser otra cosa que un pasatiempo con episodios que durante menos de tres minutos. Esa duración, por cierto, es un acierto, pues dado el menor presupuesto y tiempo del que se suele disponer para una serie, la brevedad de los capítulos permite que el cuidado de la dirección artística sea exquisito y que la animación sea tan sofisticada como de costumbre. Las tramas no son tan memorables, pero la factura de la serie es comparable a la de los cortos.

Wallace & Gromit's Cracking ContraptionsYouTube

Categoría: Serie.
Año: 2002.
País: Reino Unido.
Género: Comedia, Acción.
Técnica: Stop Motion, Plastimación.
Estudio: Aardman.
Idioma: Inglés.
Característica: Slapstick.
Capítulos: 10 de entre 2 y 3 minutos (Miniserie).
Clasificación por edades: Todas las edades.
Canal original: BBC.

SERIES RELACIONADAS